grid coupling

Cómo lubricar acoples flexibles

03/14/2016

Experiencia en aplicaciones industriales

Por Chris Decker, Asesor técnico de producto para América, ExxonMobil Fuels & Lubricants, Grasa.

En todas las industrias, los acoples flexibles protegen a las máquinas del estrés, desgaste y el costoso tiempo fuera de servicio. Estos componentes, aunque suelen ser pequeños en comparación con los equipos que conectan, desempeñan un papel muy importante en la confiabilidad del equipo. Cuando son seleccionados, instalados y mantenidos correctamente, pueden prolongar significativamente la vida útil de un equipo.

En un mundo ideal, los operadores industriales no tendrían que depender de los acoples flexibles ya que sus máquinas funcionarían en perfecta alineación en todo momento. Sin embargo, en el mundo real, es muy probable que los equipos tengan ligeros grados de desalineación, lo que ejerce un estrés adicional sobre los sistemas de engranes y cojinetes conectados.

Es allí donde son de utilidad los acoples flexibles.

Los acoples flexibles tienen las siguientes funciones principales:

  • Conectar los equipos en los extremos de dos ejes.
  • Transmitir par de torsión.
  • Ajustarse a cierto grado de desalineación del eje.

Una función secundaria del acople flexible es dar cierta flexibilidad a la torsión y protección a la carga de choque al equipo conectado.

Aún cuando el acople flexible compensa cierta desalineación, cabe resaltar que el personal de mantenimiento debe conocer la máxima especificación de desalineación establecida para un acople dado. Esto exigirá que el personal de mantenimiento instale el equipo para verificar cada uno, midiendo y ajustando el conector según corresponda dentro de estas especificaciones. Esto garantiza que todo funcione como corresponde de acuerdo con el diseño del acople durante el funcionamiento. Los fabricantes de acoples proveerán estas especificaciones junto a las recomendaciones adecuadas para una aplicación dada.

Hay tres clases de acoples flexibles mecánicos que requieren lubricación:

  • Acoples de engranes
  • Acoples con rejilla
  • Acoples de cadena de rodillos

En tales aplicaciones, los operadores necesitarán un lubricante viscoso para proteger estas pequeñas partes que soportan cargas muy pesadas. Por lo general, la grasa es el lubricante elegido para los acoples flexibles por su facilidad de aplicación y capacidad de mantenerse adherida.

La grasa para acoples bien formulada permanece exactamente en el lugar donde se necesita, lo que la hace ideal para aplicaciones que no se pueden relubricar con frecuencia. Durante la operación, el espesante de la grasa mantendrá el aceite lubricante en reserva hasta que las fuerzas externas, como el movimiento, la vibración y la temperatura, activen su liberación dentro del sistema. A medida que giran los acoples, las fuerzas centrífugas dentro de la aplicación fuerzan la grasa hacia la circunferencia externa de la cavidad interna del acople, donde se engancha entre los dientes del engrane para formar una película y prevenir el desgaste.

Cómo lubricar correctamente acoples flexibles

Estos acoples flexibles contienen superficies mecánicas que se deslizan y pivotan entre sí, por lo que requieren lubricación para prevenir el desgaste. Estas altas cargas inducidas sobre áreas de contacto pequeñas exigen el uso de una grasa que contenga aceite de alta viscosidad.

La grasa seleccionada para estas aplicaciones debe elegirse con cuidado para que resista los efectos de la fuerza centrífuga. Estas fuerzas pueden variar mucho entre los acoples en función de su diámetro y velocidad de rotación, y pueden afectar negativamente el desempeño de la grasa.

De hecho, las grasas para fines más generales no están formuladas para justificar las fuerzas centrífugas que se encuentran en los acoples. Con frecuencia, estas grasas contienen espesantes con una densidad de masa más elevada que la del aceite y que, si se someten a las fuerzas en un acople rotativo, se separarán del aceite y se acumularán en el área de engrane de los dientes. Esto fuerza el aceite lubricante hacia el centro del acople, donde no tiene ningún fin de utilidad. Puesto que el espesante no lubrica, esta condición provocará el desgaste y la falla del acople.

Por lo tanto, es importante seleccionar grasa para acoples para el servicio respectivo de estos. Por lo general, las grasas de acople servirán de guía para las condiciones operativas para las cuales deben ser usadas.

Para proteger los acoples del desgaste, es importante que los operadores:

  1. Seleccionen el lubricante de grasa adecuado diseñado para el tipo, la velocidad y el tamaño del acople.
  2. Instalen el acople seleccionado correctamente dentro de las tolerancias permitidas de desalineación, par de torsión máximo y condiciones de par de torsión continuo.
  3. Inspeccionen con frecuencia la maquinaria en busca de signos de sellos y ranuras de chavetas de lubricante con pérdidas, tapones de relleno y bridas; pernos faltantes o sueltos y vibración, realineando el equipo periódicamente.
  4. Determinen la cantidad correcta de lubricante y la frecuencia de inspección de la máquina.

Por último, al relubricar un acople, los operadores deberían retirar periódicamente el acople para una mejor inspección visual y para limpiarlo profundamente.

Para volver a ensamblar los acoples de rejilla y de cadena:

  • Coloque grasa en los bujes a mano forzando la grasa entre todos los canales de la rejilla (acoples de rejilla) y los eslabones de cadena (acoples de cadenas).
  • En el caso de acoples de rejilla, instale la rejilla dentro de los canales de grasa.
  • Instale todos los sellos y cubiertas.

Para volver a ensamblar los acoples de engranes:

  • Coloque grasa a mano en todos los dientes de la manga.
  • Cubra ligeramente los sellos con grasa antes del ensamblaje.
  • Retire todos los tapones de grasa y llene el conjunto hasta que el acople esté un 75 % lleno con la grasa recomendada para la velocidad de la aplicación.
  • Asegúrese de reinsertar todos los tapones de grasa.

Nota: El desmontaje permite eliminar los contaminantes y el lubricante usado. Una relubricación sin desmontaje contribuirá al desgaste prematuro de los acoples.